Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» assfsadsadfdfgfsdgsfdg
Lun Abr 07, 2014 5:25 am por Iván Braginski

» Adiós, Universal Academy...
Vie Jul 12, 2013 9:31 pm por Iván Braginski

» El sistema de Usuarios Invitados está Inactivo.
Vie Jul 12, 2013 12:22 pm por Invitado

» Hora del Almuerzo (LIBRE)
Mar Jun 04, 2013 7:36 am por Madelleine Williams

» Dulce chica canadiense busca rol!
Mar Jun 04, 2013 7:26 am por Madelleine Williams

» Ficha de Gretel Weilschmidt [Brandeburgo]
Lun Mayo 06, 2013 3:54 am por Iván Braginski

» Peticiones de Personaje
Dom Mayo 05, 2013 9:02 pm por Iván Braginski

» Canadiense adorable busca rol!
Dom Mayo 05, 2013 11:14 am por Art Kirkland

» Ruso y japonés en subasta, ¿alguien da más de una chapa? ¿no? ... Vale... ;_; (?)
Dom Mayo 05, 2013 5:54 am por Iván Braginski



Todos los afiliados

¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por María Noriega el Sáb Ene 26, 2013 8:49 am

- Coño pero que hambre... -Dijo casi balbuceando la peli-negra, acostada sobre su cama, mirando sin prestar mucha atención la televisión. ¿Qué estaban dando? No tenía idea, quizá un programa de cocina que solo hacía que su hambre fuese en aumento. Era sábado, día en el cual la mayoría de los estudiantes se iban a casa o a visitar a sus parientes o ella que iba a saber, no se fijaba en cada cosa que hacía la gente, (la verdad sí, pero ahora no tenía ganas de recordar las cosas que apuntó en su ''cuaderno de chismes'') y por eso la cafetería cerraba temprano, tan temprano que no le daba chance a María para levantarse de su cama (en lo cual tarda mucho) para ir a comer algo. Ahora se arrepentía de no haber desayunado ni almorzado, su estómago la estaba matando y hacía ruidos sin parar, ruidos que empezaban a molestarle. Giró su cabeza unos cuantos centímetros para ver la hora en el reloj que tenía sobre su mesita de noche. Eran las 2 de la tarde, aún no era tarde para almorzar. Así que con mucha pereza se levantó de su cama, se puso una ropa más cómoda y salió rumbo a las calles de la ciudad para buscar algo de comer.

Lo primero que hizo al salir de la calle fue arrepentirse de vestirse con un jeans corto (muy corto), un suerter de tiritas verde y una sandalias del mismo color. Ahora, a donde fuera, las miradas estaban sobre ella, sobretodo la de los hombres. Al parecer, en Japón la gente acostumbraba a usar ropa abrigada o, mejor dicho, a no usar ropa que muestre... ahem, los atributos. María quedó extrañada con esto, ¿qué tenía de malo usar una ropa cómoda para no tener calor? Decidió ignorar a todos los nipones que la veían ''disimuladamente'' y se dedicó a fijarse en la pantalla de su blackberry, que era mucho más interesante que ver la cara de todos viéndola. En fin, luego de caminar unos 10 minutos, llegó a la zona de restaurantes de la ciudad- Ah... ¿Cuál tará mejor? -Se preguntó a si misma, recorriendo con la mirada todas las tiendas hasta que encontró un restaurante chino que le llamó la atención. Quedó encantada con la decoración interna y sin pensarlo dos veces entró.

Parecía ser un restaurante donde desconocidos compartían mesas para comer, no le importó mucho ya que a lo único que vino fue a comer. Se sentó en la primera silla que encontró vacía, no sin antes fijarse quién sería cu compañía, un asiático de cabellos negros. Se encogió de hombros, no parecía mala persona. Esperó a que el mesero llegara para entregarle el menú y, con una mirada curiosa, se fijó en los nombres de los diversos platillos. Adoraba la comida china, sobretodo sus nombres tan extraños- Todo se ve tan bueno, ¿qué estará lo más rico? -Habló consigo misma, sin prestarle mucha atención a la presencia de la persona a su lado.

María Noriega
Tercero

Mensajes : 19
Rol : 6
Fecha de inscripción : 25/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por Wang Yao el Sáb Ene 26, 2013 10:09 am

Si, es cierto, los restaurantes de comida china que solían haber en el extranjero rara vez servían lo que un chino común y corriente comería en su mesa y en su casa, pero había que adaptar lo que ellos llamaban un almuerzo normal para que los extraños paladares de otros países pudieran comerlos. Así que era en verdad extraño que se fuera a meter a un restaurante de esos pero añoraba escuchar su idioma en alguien mas que no fuera su familia por teléfono.
Se sentó en una silla cualquiera y llamo al mesero en su idioma, después de charlar un poco con el joven, apenas unos años mayor que él, pidió lo mas cercano a un almuerzo con su familia: Carne con anís, arroz blanco sin sal con verduras al vapor y pau shi de verduras.

Mientras esperaba miraba el local, una decoración recargada como le gustaba a los extranjeros, llenas de todos esos detalles tan propios de su cultura que todos encontraban misteriosos. Pero en ese momento él debia admitir que cada detalle llenaba su corazón de una dulce nostalgia.
No supo en que momento una persona se sentó a su lado ni tampoco le importo mucho hasta que la muchacha hablo.

Todo se ve tan bueno, ¿qué estará lo más rico?

No pudo evitarlo, muchas veces escucho esa pregunta y siempre tuvo la misma respuesta.

- Prueba el chaumin aru... -dijo mirándola y con una sonrisa.- eso es algo que debes probar si o si aru

Wang Yao
Segundo

Mensajes : 22
Rol : 4
Fecha de inscripción : 15/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por María Noriega el Sáb Ene 26, 2013 10:41 am

En aquel menú, estaban los nombres de los diferentes platillos escritos en español, inglés y chino. Podía entender bien los dos primeros idiomas, pero el último le resultaba algo complicado, sobretodo a al hora de escribir. Estando en Panamá, conoció muchos chinos que le enseñaron unas cuantas palabras pero lastimosamente las había olvidado. Lo que sí recordaba era que en una de sus 'mini-clases' le dijeron que el lenguaje chino tenía varios dialectos, todos diferentes de los otros. Enserio, amaba la cultura china y su comida pero si algún día le diesen la oportunidad de viajar a China no la aceptaría porque seguramente quedaría durmiendo en la calle y muerta de hambre.

Volviendo al menú, podía jurar que estaba babeando porque las fotos de la comida se veían tan deliciosas que hasta sentía el sabor de los alimentos en su boca. Pero después recordó que tenía hambre, no había comido nada, y aún no había decidido que comer. Soltó un suspiro, María sí que era un caso terrible. Fue en ese momento que escuchó al chino a su lado decirle algo, que probara el chaumin. Cerró el menú unos cuantos segundos para verlo bien y se puso a pensar si podía confiar en él o no, la panameña no solía confiar en la gente que no conocía. Pero eso no significaba que sería maleducada, así que solo le dedicó una gentil sonrisa y asentir con la cabeza- Chaumin... No suena mal, creo que pediré uno -Le dice, abriendo el menú y buscando la palabra ''chaumin'' por todos lados para ver qué era y si se veía apetitoso.

''Chaumin... Chaumin... Ah! Acá tá!'' Pensó, recorriendo con sus ojos las letras del delgado libro. Miró por unos segundos aquella imagen y quedó maravillado al instante, ¡se veía delicioso! Parecían ser unos fideos delgados de color amarillo, vegetales y carne, pollo, jamón y puerco. ¡Definitivamente pediría uno de esos! Aunque el color de fideo era raro... Pero no importaba. Sin más, llamó al camarero para decirle que le trajera un plato de chaumin de combinación y una soda coca-cola para acompañar. Luego de esto, sonrió y fijó su mirada sonriente en el chino- Gracias por el consejo... Eh... ¿Cómo era que te llamabas? -Preguntó mirándolo curiosa y fijándose en sus ojos marrones y lacio cabello que le llegaba un poco más abajo del cuello. No estaba muy segura de esto ya que lo llevaba amarrado en una cola pero seguro que rondaba ese largo. Por un momento sintió algo de envidia por sus lacios, muy lacios cabellos. María deseaba tener un cabello así de liso y suave pero sus padres nunca la dejaron hacerse plancha. Que desgracia- Soy María, por cierto -Dijo recordando que no se habían presentado aún.

María Noriega
Tercero

Mensajes : 19
Rol : 6
Fecha de inscripción : 25/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por Wang Yao el Vie Feb 01, 2013 4:45 am

La chica acepto la sugerencia y Yao, después de darle una leve inclinación de cabeza a modo de respuesta siguió mirando el lugar. Escucho como la muchacha le pidió el plato al camarero y sonrió, era una sensación agradable que la gente considerara la comida de su país algo delicioso. Pasaron unos pocos segundos de silencio antes de que la chica volviera a llamar su atención.

Gracias por el consejo... Eh... ¿Cómo era que te llamabas? ..... Soy María, por cierto

- Me llamo Wang Yao... Yao.- repitió recordando que en el modo occidental se decía el nombre primero, le ofreció la mano a modo de saludo.- un gusto señorita María aru.- la joven era muy agradable a la vista y tenia ese tipo de cabello ondulado naturalmente que los asiáticos en general admiraban muchísimo. Ademas de que su piel era mas oscura que la suya.
El camarero los interrumpió trayéndoles las bebidas que habían pedido, ambos se sirvieron.

- Son muchas las comidas que gente no acostumbra a probar de los menús aru.- comento.- Si algún día quieres arriesgarte con algo mas prueba carne asada aru.- rió un poco.- pero nunca pidas nada con anís de estrella aru, los paladares occidentales no están preparados.

El joven volvió a interrumpirlos pero esta vez trayendo los platos que habían solicitado, las raciones eran grandes y Yao pensó que quizás alcanzaba hasta para sentirse satisfecho.

Wang Yao
Segundo

Mensajes : 22
Rol : 4
Fecha de inscripción : 15/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por María Noriega el Dom Feb 03, 2013 7:42 am

En su país era muy común el encontrarse con restaurantes chinos por lo que siempre los visitaba, aunque normalmente iba en horas de la mañana para el desayuno y comía mucho el conocido ''dim sum''. Lo amaba, en especial los tamales chinos que llamaban mucho la atención de María ya que usualmente, al menos en su país, los tamales se hacían a base de maíz molido y los que comía en aquellos restaurantes estaban hechos de arroz y diferentes tipos de carnes y puerco. Aunque era difícil encontrarse con comida de ''buena calidad'', ya que no todos los dueños de esos restaurantes eran muy aseados en cuanto a los utensilios utilizados en la cocina, por eso no se atrevía a comer todo lo que veía en el menú y por tanto no conocía el chaumin. Pero pronto sabría su sabor y seguro visitaría más a menudo esta tienda para comer más de ese plato y muchos otros, sabiendo lo comelona que es la panameña.

Parpadeó un par de veces, sin entender al principio el por qué pronunciaba su apellido antes, hasta que recordó que era una costumbre japonesa que hacía no mucho le enseñaron- Entonces gracias, Yao -Mencionó con una sonrisa, agradeciéndole nuevamente por el consejo y acomodándose un poco la blanca flor que llevaba en el cabello que por poco y se le cae. Volvió su mirada al chino y su sonrisa apareció nuevamente, esta vez más leve que antes- El gusto es mío, Yao-san -Le dijo estrechando su mano manteniendo su sonrisa y recordando que también era costumbre y educación el agregar ''san'' al final del nombre. Al soltar el estrechón de manos, observó al camarero entregarle un vaso con hielo y una lata de soda marca coca-cola. Le agradeció al mismo y abrió la lata para llenar el vaso, prefería tomar directo de la lata pero no iba a desperdiciar el vaso con hielo que le regalaron, sería de mala educación y además era gratis, ¿cierto?

Al terminar de servirse y ponerle un popote al vaso, alzó su mirada para volver a ver al asiático quien ahora le dirigía la palabra. Asintió con la cabeza, afirmando que lo que le decía era cierto. Al menos ella no estaba acostumbrada a comer cosas nuevas, menos si tenían nombres rarísimos como los de los menúes chinos, un ejemplo: ''Sopa de aleta de tiburón''. La había oído en algún lado, que era una sopa muy cara pero extremadamente deliciosa. El imaginarse a sí misma comiendo aletas de tiburones le asqueaba, aunque respetaba los gustos ajenos no entendí como rayos les gustaba eso- ¿Carne asada? Eso no suena nada mal -Rió junto a él y tomó el vaso para darle un sorbo a su bebida. Ladeó un poco su cabeza, sin saber de qué hablaba. ''¿Anís de estrella? Me suena a un té exótico o algo...'' Pensó, tomando su soda desde el popote- ¿Y qué es eso de ''anís de estrella''? -Preguntó, curiosa por sus últimas palabras sobre que los ''paladares orientales'' no estaban listos para ello.

Quiso preguntarle más cosas, pero no pudo gracias a que el mismo mesero llegó y les sirvió a ambos sus respectivos platos. Sus ojos casi brillaron al ver el suyo, se veía igual o hasta mejor que en la foto del menú (lo que le sorprendía ya que normalmente las fotos en los menúes eran muy falsas o editadas con programas de internet). Tomó los palillos, ansiosa por averiguar el sabor de aquel platillo, pero falló en el intento de recoger unos fideos con los mismos palillos. Tenía que admitirlo, nunca había sido buena usando aquellos instrumentos así que después de fallar unas 3 veces suspiró y se decidió por comer finalmente con el tenedor. El desánimo se le quitó al meterse el primer bocado de comida a la boca, y el brillo que antes estaba en sus ojos apareció de nuevo- ¡E-esto está bien bueno! -Exclamó, valiéndole medio pepino si la miraban raro o no, y siguió comiéndose su comida con una sonrisa.

_________________

Spoiler:
Ah~ Las bellas tierras, el resplandeciente sol y el claro mar
¡De mi canal más orgullosa no puedo estar!
Es la verdad

Ah~ Puente del mundo, corazón de este gran universo
¡Que viva mi gente, mi cultura y mi país!
¡Viva Panamá!
o


~o~o~o~o~

Marukaite Chikyuu - Panamá ver.
Mi ficha, ¡no vidajenees!

~o~o~o~o~


- Así hablo... -, ''Así pienso'', Así narro. Que comience la diversión~


María Noriega
Tercero

Mensajes : 19
Rol : 6
Fecha de inscripción : 25/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por Wang Yao el Dom Feb 17, 2013 4:28 am

Lleno su vaso de la bebida que había pedido y tomo, estaba bien fría como le gustaba.

- Aiyaa.... - Se le escapo el tic que siempre utilizaba cuando se sentía satisfecho.... o molesto, o nervioso o asustado.... y que se había prometido disimular en este nuevo lugar .- digo, esta delicioso aru.- se sonrojo ligeramente en verdad agradeció cuando la chica pregunto sobre el anís de estrella.- eh?, es un condimento aru... le da a la carne un sabor dulce y ligeramente picoso que muy pocos occidentales son capaces de resistir aru... - ríe.-Aunque... si te animas un día puedo convidarte un poco aru.

Los platos llegaron y su panza rugió, no se había dado cuenta de la mucha hambre que tenia así que se disculpo con una reverencia y se dispuso a comer. Tomo los palillos con la maestría típica de los orientales acostumbrados a comer con ellos pero que sabia que para los occidentales era un desafio. Miro de reojo a la chica y disimulo la risa cuando la vio desistir y volver al tenedor.

¡E-esto está bien bueno!

- Me alegro que te gustara aru.- sonrió.- es una de las cosas mas ricas que hay aru... - en verdad le gustaba mucho.- y lo mejor que es muuucha comida.- pues si, en comida el chino era demasiado entusiasta.- amo este restaurante aru....


(Perdona el retraso u.u)

Wang Yao
Segundo

Mensajes : 22
Rol : 4
Fecha de inscripción : 15/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Comida china, yummy! {Priv. Yao}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:05 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.