Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» assfsadsadfdfgfsdgsfdg
Lun Abr 07, 2014 5:25 am por Iván Braginski

» Adiós, Universal Academy...
Vie Jul 12, 2013 9:31 pm por Iván Braginski

» El sistema de Usuarios Invitados está Inactivo.
Vie Jul 12, 2013 12:22 pm por Invitado

» Hora del Almuerzo (LIBRE)
Mar Jun 04, 2013 7:36 am por Madelleine Williams

» Dulce chica canadiense busca rol!
Mar Jun 04, 2013 7:26 am por Madelleine Williams

» Ficha de Gretel Weilschmidt [Brandeburgo]
Lun Mayo 06, 2013 3:54 am por Iván Braginski

» Peticiones de Personaje
Dom Mayo 05, 2013 9:02 pm por Iván Braginski

» Canadiense adorable busca rol!
Dom Mayo 05, 2013 11:14 am por Art Kirkland

» Ruso y japonés en subasta, ¿alguien da más de una chapa? ¿no? ... Vale... ;_; (?)
Dom Mayo 05, 2013 5:54 am por Iván Braginski



Todos los afiliados

Let's build it!! [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let's build it!! [Privado]

Mensaje por Alfred F. Jones el Jue Ene 31, 2013 10:10 am

"Mala idea", "estupidez" o "tontería". Eran palabras que definitivamente se habían creado para describir las acciones y las ideas de Alfred. Aunque para él sus ideas tampoco eran tan normales, ¡eran fantásticas! ¡Solo a alguien tan heroico como a él se le podría ocurrir aquél traje de superhéroe que estaba diseñado con los teléfonos que un profesor le quitaba a los alumnos! ...Y ahora que lo pensaba, ¿no le habían expulsado una vez de clase por eso? ¡Porque al intentar llevar a cabo su diseño, el profesor le encontró "recuperando" los teléfonos de sus compañeros y pensó que estaba haciendo algo malo! ¡Pero él solo trataba de salvar el mundo!

Esta vez, su idea también tenía que ver con su afán de convertirse en un héroe mundial... ¡Solo que esta vez, era un plan mucho más grande! Lo había estado pensando desde el primer día que llegó a aquella escuela. Si estaba en un internado, estaba claro que no le dejarían volar al Polo Norte (¡además, seguro que era muy caro!) a construir una Fortaleza de la Soledad. Y como su dormitorio estaba en el segundo piso, tampoco podía construir una Batcueva en el sótano... ¡Así que solo quedaba una opción! ¡Instalaría su proipa Torre Stark (por supuesto tenía que pensar en un nombre mejor, como Torre Jones, Torre Burger o Hero Tower) en el colegio! ¡En la azotea del colegio! Sabía que otros estudiantes no estaban permitidos - y además no se atrevían - a ir allí, ¡así que era el sitio perfecto! Si se esforzaba un poquito, podía sin duda hacer que la fortaleza fuera transparente, así que nadie sabría de su doble identidad. ¡El plan era perfecta!

- I just need some material... -Murmuró mientras daba golpecitos con su lápiz contra el papel de su cuaderno. Había decidido entrar a una clase, no porque le quisiera prestar atención, sino porque, por alguna extraña razón, siempre que escuchaba a un profesor dando clase la inspiración nacía en él y era capaz de diseñar geniales trajes de superhéroes o, como era en este caso, su futura base secreta. El cuaderno presentaba un enorme dibujo bastante esquematizado -y por qué no decirlo, no demasiado bien dibujado- de lo que parecía ser una hamburguesa gigante con una gran corona en la parte superior. A los lados habían miles de anotaciones tales como "entrada de jets", "salida de jets", "entrada para volar", "entrada para civiles", "habitación de Arthur", "laboratorio secreto" o "nota: investigar qué es más ligero, adaminto o vibranium". Podía sentirlo, ¡su base secreta de superhéroe estaba al alcance de sus manos! Solo un par de días libres, descubrir dónde conseguir metales extraterrestres -lo cual no sería mucho problema, podía hablar con Tony sobre ello- y un poco de ayuda para organizar las cosas.

¿Y qué mejor ayuda que su autoproclamado sin permiso ninguno ayudante? Cuando las clases y la comida terminaron, fue corriendo a buscar a su hermanastro y le empujó sin escuchar una sola palabra de lo que decía. Literalmente, rara vez era capaz de escuchar las palabras de Matthew. Mientras tiraba del menor, por supuesto, pasó por el consejo estudiantil para recoger las llaves de la azotea, sin olvidarse de intercambiar un par de palabras con el cejón del presidente que estuvo a punto de lanzarle algo para que se fuera sin darse cuenta de lo que se había llevado. Solamente cuando hubo llegado a la puerta de la azotea, soltó al canadiense y le miró fijamente.

- Listen up, Matt! ¡Te he traído aquí por una razón muy importante! ¡Recuerda que, pase lo que pase, no puedes hablar de esto a nadie! ¡Tiene que ser nuestro secreto! OK? Brother promise! -Sonrió y giró la llave para abrir la puerta de la azotea, dejando entrar el viento y saliendo él. Extendió los brazos y dio un vistazo general al sitio, llenándose los pulmones con el aire de aquellas alturas. Hacía un poco de viento, por lo que al principio le costó un poco sacar la hoja, pero cuando lo hizo la extendió hacia su hermanastro para que pudiera verlo- Tadaaaa!! ¡Voy a construir aquí mi base secreta! ¡Todo héroe la necesita, right!? ¡Por eso no puedes decirle nada de esto a nadie!
avatar
Alfred F. Jones
Segundo

Mensajes : 8
Rol : 2
Fecha de inscripción : 27/01/2013
Localización : Eating ALL AMERICAN HAMBURGERS!!

Ver perfil de usuario http://lillianacademy.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's build it!! [Privado]

Mensaje por Matthew Williams el Sáb Feb 02, 2013 10:07 am

El día era como cualquier otro para Matthew, clases, más clases, almuerzo y... clases. Su vida, realmente, no era interesante en ningún sentido para los demás y para sí mismo. Siempre la misma rutina, lo único que le alegraba el día era que alguien notara su presencia y/o escuchara su voz al hablar, cosas que sucedían pocas veces y por eso lo hacían feliz. Patético, ¿no? Pues esa era su vida, nada podía hacer para evitarlo. Ni si quiera se esforzaba en llamar la atención o hacer algo que lo saque de la rutina porque a nadie le importaría, y al canadiense no le serviría de nada. En lo único que pensaba era en si su mascota estaría bien, no le gustaba dejarlo solo en la habitación pero era lo único que podía hacer ya que llevarlo a la escuela estaba prohibido. Y aunque él era invisible, Kuma...kichi no, por una razón que aún no entendía, y al mismo tiempo le deprimía el que notaran más a su oso que a su persona. Enserio... ¿por qué? ¿por qué no lo veían? ¿Qué diablos había hecho para merecer tantas cosas malas en su vida? El error no había sido suyo, si no de sus padres. ¿Entonces por qué? ¿Acaso él debía cargar con los errores de ambos? Después de pasar varios años pensando en ello, se dio cuenta de que la respuesta era sí, porque el error era él mismo...

Justo cuando la hora del almuerzo acabó, Matthew decidió irse a su habitación para ver a la única cosa que le alegraba aunque sea un poco la vida: su adorable y peludo amigo. Pero, al parecer, no sería capaz de llegar a su habitación gracias a que cierto hemanastro suyo comenzó a arrastrarlo a quien sabe donde y sin escuchar sus múltiples quejas y gritos para que lo soltara- Alfred! Suéltame, puedo caminar solo! Where are you taking me!? Alfred!!! -Esas eran una de las muchas cosas que gritaba el canadiense, pero como siempre, su ''querido'' hermano no lo escuchó. Soltó un suspiro cuando se cansó de tanto reclamarle y se dejó arrastrar, igual, no tenía otra opción más que dejarse ya que jamás lo soltaría hasta que llegaran a su destino, conociendo al estadounidense. Internamente le entristecía el hecho de que no lo oyera cuando le hablaba, como odiaba eso. Lo odiaba tanto... pero al mismo tiempo lo quería. ¿Cómo podía ser eso posible? No tenía la más mínima idea y créanme, lo que más deseaba en el mundo era poder sacarlo de su corazón.

Mientras era jalado, al no tener nada que hacer, se fijó en los rostros de las demás personas a su alrededor para ver si alguien se apiadaba de él y lo ayudaba a escapar. A juzgar por sus extrañadas expresiones y por como se susurraban cosas entre ellos, supuso que ni si quiera podían verlo y juzgaban a Alfred de loco por arrastrar aire tras de sí. Suspiró nuevamente, ya estaba acostumbrado a que no lo vieran así que no le importó. El que le preocupaba era su hermano, a quien seguramente llamarían demente por varios días, pero sabiendo como es a él tampoco le importaría y se defendería diciendo que un héroe como él jamás podría perder la cabeza y andar con cosas imaginarias como lo hacía ''Iggy''. Y hablando del rey de roma, de un momento para otro lo vio discutiendo con Alfred. Se sorprendió un poco, ¿cuándo habían llegado a la sala del consejo? ¿Acaso podía entrar? Al parecer sí porque nadie le decía nada... o es que no lo notaban tampoco, una de dos. Se dedicó a ver a Arthur de arriba a abajo, con algo de rabia, ¿por qué esconderlo? Estaba celoso de él, de que él tuviese toda la atención de su hermanastro. Pero... Él no tenía la culpa, después de todo el que se enamoró de alguien inalcanzable fue Matthew y no el inglés.

No prestó mucha atención a lo que sucedió después de salir del consejo, lo único que supo fue que pasados más o menos unos 5 minutos fue arrastrado a la entrada de la azotea y finalmente obtuvo su libertad. Miró mal un momento al rubio, muy enojado por literalmente haberlo secuestrado y llevado a ese lugar. ¿Qué quería hacer ahí? Estaba seguro de que muchos tenían prohibido entrar a la azotea, y también creía que su persona tenía la entrada prohibida- Yes, yes, I won't tell it to anybody. Brother promise... -Le dijo con desinterés, la verdad es que no tenía a nadie a quien contarle por lo que no lo haría. Además, tenía el ligero presentimiento de lo que ese secreto sería otra estúpida idea que se le vino a la cabeza de Alfred. Solo quería ir a ver a su oso polar, ¿era eso mucho pedir? Esperaba que fuese lo que quería el de ojos azules fuese rápido porque, sabiendo que su mascota tenía una inteligencia cercana a la de los humanos, podría abrir la puerta del cuarto en cualquier momento y perderse por los pasillos. Solo pensarlo le aterraba, tenía que volver rápido sí o sí.

Le tomó por sorpresa el sentir el viento pegarle en la cara tan de repente, no se había preparado para ello ya que al estar tan metido en sus pensamientos no lo vio venir. Como pudo, se acomodó el cabello para que no le molestara, y se adentró en la azotea junto con el estadounidense. Volteó su mirada a Alfred al ver como le ofrecía una hoja de papel. Ladeó su cabeza y lo tomó con ambas manos para que no se le fuera volando con el viento. Lo examinó de arriba abajo y hasta lo volteó para ver si no tenía nada en la parte de atrás. Parpadeó unas cuantas veces, aún sin creerse sus palabras y lo que había dibujado en el papel. ¿Esa cosa era una hamburguesa con una corona? ¿Enserio? De todas las estúpideces que se le pudo haber ocurrido a su hermanastro, nunca se imaginó algo como eso. O quizás si... Pero no pensó que de verdad fuese a hacerlo- Amh... -Se quedó unos segundos en silencio, pensando en que decir o como reaccionar. ¿Qué se supone que debía decirle? ¿La verdad? ¿O seguirle el juego? Ninguna de las ideas le gustaba, pero debía escoger una rápido- This is very... ¿original, I suppose? -Le contestó finalmente, dudando de sus palabras y sonriéndole nerviosamente- And... how are you making this? Dudo que puedas encontrar los materiales para hacerlo y además... Emh... -Hizo una pausa, pensando en como seguir- I don't know... Eh... ¿Te dejarán hacer una cosa como esta aquí? -Preguntó, imaginándose su respuesta e ignorando todo eso sobre que era un héroe, ya lo había escuchado las suficientes veces como para aceptarlo.
avatar
Matthew Williams
Primero

Mensajes : 8
Rol : 3
Fecha de inscripción : 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.